Foto: GNB.

Esta semana estuvo cargada de hechos que apuntalan a una Venezuela en crisis; unos dicen es por el bloqueo económico impuesto por el gobierno de los Estados Unidos, mientras que otro sector de la sociedad civil reitera se debe a cuestionadas políticas de nacionalizaciones de empresas y corrupción.

Los residentes de la localidad de Los Castillos de Guayana han negado rotundamente que los pescadores que fueron detenidos por la Guardia Nacional, sean mercenarios. Siete hombres fueron detenidos el domingo 17 de mayo en un sector fluvial del municipio Casacoima. La versión oficial los señala de ser “mercenarios”.

A ellos se les incautaron armas blanca y de fuego. No obstante, quienes viven en  la referida comunidad revelaron que se les incorporó estos elementos para culparlos. También habrían golpeado a menores de edad y se apoderaron de 80 kilos de pescados. “No son mercenarios, son pescadores”, han reclamado los afectados.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro,  protagonizó fuertes acusaciones públicas contra algunos comerciantes, de quienes dijo que saldan dólares en las estaciones de servicio para surtirse de más combustible.

Hernández cuestionó esta iniciativa que consideró deshonesta, por lo que instó a los trabajadores de las gasolineras a no incurrir en esta “anormalidad”.

Sobre estas afirmaciones hechas en una cadena de radio en Delta Amacuro el pasado miércoles, cientos de deltanos  rebatieron a la funcionara y  escribieron en las redes sociales, que la iniciativa suele ser de quienes tienen el control de las estaciones de servicio.

Loading...
Compartir