Foto: Tanetanae.com.

Los salones de clases permanecieron vacíos al amanecer del lunes, cuando oficialmente habían llamado a retomar las clases en Venezuela. Tanetanae.com constató que las instituciones educativas del centro de Tucupita, si bien, mantuvieron abiertas sus puertas, el arribo de cursantes fue casi nulo. Eso ocurrió, además, en las escuelas de la carretera nacional de la localidad. Al caer el mediodía,  la concurrencia de niños uniformados no cubrieron las calles.

En la capital de Pedernales, al norte de Delta Amacuro, a donde se accede por vía fluvial, el inicio del año escolar fue nulo por la falta de estudiantes en la escuela Samuel  Darío Maldonado.

“Solo vi a unos cinco niños” corroboró un  vecino de la localidad de Pedernales.

Acerca de esta coyuntura escolar, no se ha logrado recabar un informe desde el municipio Antonio Díaz, ni de Casacoima.

Conforme avanzaba la semana, más personas se sumaban a las largas caminatas desde las periferias del centro de Tucupita, ante la falta  de transporte público. Pero esta realidad recrudeció con el pasar  de los días. Varias personas han sido  vistas en paradas, durante un prolongado tiempo.

Una señora que vive en Cocuina reveló que a veces ha tenido que caminar desde ese lugar hasta el centro de la capital deltana, un tramo de una hora y media.

Mientras tanto, una noticia alentó a los waraos en la selva de Delta Amacuro, porque la mandataria Lizeta Hernández mantuvo- y aseguró mantendrá- varias jornadas de abordajes humanitarios. Unas 40 comunidades han sido atendidas con comida, combustible, medicinas, deporte e intercambio cultural.

Loading...
Compartir