Corresponsalía  

Tucupita.- Pese a la ausencia de actividades recreativas y deportivas debido a la pandemia del Covid 19, causa mucha molestia el estado del gimnasio cubierto “Carlitos González”, del municipio Casacoima.

El monte a sus alrededores y el deterioro en sus estructuras es notorio, y si bien en la actualidad no puede ser ocupado en la práctica de deportes, merece ser atendido.

Existe preocupación en el ámbito deportivo por esta situación, que es parte de un problema mayor que acontece con la infraestructura deportiva en el estado.

El gimnasio está descuidado, por lo que es necesario que la dirigencia del municipio lo recupere.

La infraestructura que tiene el nombre de uno de los iconos de nuestro deporte, es utilizada en la actualidad como espacio donde permanecen los autobuses deteriorados de la empresa Transdelta.

La responsabilidad la tiene la gobernación, la alcaldía del municipio Casacoima y el Instituto municipal del Deporte (Imdeca), cuya sede administrativa está en su sede, a la que aun no acudiendo diariamente, también les debe doler el estado del gimnasio.

 

Loading...