Todas las fotos son de cortesía.

Con información de El Periódico del Delta

En un ambiente de compañerismo, como una gran familia, los integrantes que conforman la población penal del centro de resguardo Guasina, iniciaron el pasado lunes el refaccionamiento de sus instalaciones, para recibir una Navidad en paz.

Después de haber recibido donaciones de materiales como, pintura, yeso, entre otros, ya han iniciado con el plan de embellecimiento que cada año llevan a cabo los internos.

Luis Miguel Romero Caldeas, líder positivo de este centro, informó que gracias a la colaboración de los deltanos, se hace posible el acondicionamiento del retén.

El lunes inició este plan de trabajo, que además contó con un compartir alimentario entre la población penal.

Luis Miguel Romero agradeció la colaboración de los deltanos, toda vez que reiteró mantener la paz, no solo en Navidad, sino todo el año.

Loading...
Compartir