Una toma panorámica en una parte comercial del centro de Tucupita / Tanetanae.com.

El incremento de los precios de la comida, alterados por el alza del valor del dólar y el bajo salario que percibe la mayoría de los deltanos, ha cambiado drásticamente la dieta de los ciudadanos.

Un profesor universitario reveló que, debido a los altos costes de los alimentos, ha estado comiendo arroz con margarina, porque es lo que su salario le permite adquirir.

Aun cuando el docente percibe un salario por el Ministerio de Educación, asegura que la cantidad de dinero no le alcanza para comprar más de dos productos alimentarios.

“Qué puede comprar uno con ese salario que tiene actualmente. Ya hoy amanecieron aumentados todos los productos”, lamentó.

Él ahora compra  lo más barato que puede conseguir en los establecimientos, es decir: arroz y margarina.

Otro de los consultados acerca del poder adquisitivo, admitió comer arepa con margarina.

Este cobra dos millones de Bs: un millón 200 mil Bs como profesor jubilado y 800 mil Bs como pensionado. Aun así, dice pasar hambre.

“Ahorita lo único que se puede hacer es comer lo que se pueda, no hay otra forma”, lamentó.

Loading...
Compartir