Imagen de referencia/archivo web

José Saturnino Rodríguez, tucupitense,  ha visto el encarecimiento de todos los productos en la capital deltana que lo vio nacer. La turbulenta economía ha desatado todo tipo de críticas; para Rodríguez la Sundde tiene mucha responsabilidad a la hora de permitir las “ventas vigiladas” – ventas fiscalizadas- en aquellos comercios fiscalizados cuyos precios están más allá del margen de ganancia permitido.

Uno de los rubros de mayor demanda es el huevo, que según el precio justo de venta al público, es de 420 bolívares, sin embargo, se halla en el mercado o comercios de Tucupita hasta en 1.200 y 1500 Bs, el cartón.

Sobre este hecho, los comerciantes aseguran que no pueden adecuarse al precio justo sugerido por el gobierno, pero sí, al margen justo de ganancia, es decir; si un producto cuesta caro, el comerciando no puede vender perdiendo su ganancia por adaptarse al precio justo, pero sí puede limitar sus ganancias hasta un 30%.

El huevo es un producto que desde la limitación de su precio por parte del gobierno central ha perdido presencia en los anaqueles y solamente son encontrados con algo de suerte y en días muy contados.

En días reciente se conoció que uno de los galpones donde se produce huevo en Delta Amacuro, estaba en crisis por la falta de insumos.

Loading...
Compartir