El señor Freddi Beria, de la comunidad El Jobo del municipio Tucupita, denunció que un kilo de arroz de la caja Clap, recién adquirida, resultó estar dañado. No es la primera denuncia; este tipo de anormalidades lo han hecho saber al menos seis personas que viven en la parroquia José Vidal Marcano de la capital deltana, pero que no se atrevieron a hacerlo público a través de un medio de comunicación por temor a quedar sin comida.

Loading...
Compartir