Lo que sería un día soleado se convirtió, en cuestión de minutos, en el temor de cientos de tucupitenses, quienes se tuvieron que resguardar tan pronto comenzó un fuerte viento, que, según lo que relatan, “apareció” de la nada.

Varias personas que aguardaban a las afueras del Banco de Venezuela en el paseo Manamo la mañana del jueves 20.06.2019, relataron que todo “se puso negro” rápido, por lo que tuvieron que pedir a un Guardia Nacional que custodiaba la cola, que los  dejara pasar pronto a la entidad financiera.

En cuestión de minutos vieron  derribarse dos árboles delante de ellos, en el malecón de la localidad, mientras, por el cielo, vieron volar varias láminas de zinc.

“Pensé que era un huracán, porque la brisa fue fuerte, fuerte”, relató un señor que se resguardó en una zapatería del centro de Tucupita.

Varias infraestructuras resultaron  afectadas, porque sobre estas se derrumbaron varios árboles, y aunque el temporal apenas duró poco tiempo, su paso dejó sufrimiento a cientos de familias, que algunas ya están siendo atendidas en un refugio temporal, en la comunidad de Deltaven.

El gobierno regional no ha ofrecido un balance oficial acerca de más daños. Tanetanae.com ha podido conocer que tres personas resultaron heridas tras el paso de lo que los deltanos llamaron «ventarrón».

Loading...
Compartir