Vídeo cortesía de Kaina Tv, canal 16 de Cable Imagen en Tucupita.

Solo en Araguaimujo, una comunidad que está a unas tres horas por vía fluvial de Tucupita,  hay cuatrocientas personas afectadas por el desbordamiento del río Orinoco.

La mayoría de los vecinos se mudaron  a un lugar de “tierra alta”, donde hasta ahora aseguran estar a  salvo, aunque advirtieron que la inundación de este año será más devastadora que la del 2017.

Todas las comunidades del Delta Medio están bajo las aguas. Radio Fe y Alegría y Tanetanae.com constataron las condiciones en las que están los vecinos vulnerados, y el panorama es crítico.

Con el pasar de cada lancha, se pueden ver a personas llamar estas embarcaciones desde sus anegadas casas. Quienes se resisten  mudarse a lugares secos, se quedan ante el temor de perderlo todo, aunque aparentemente no les queda nada.

Arman pequeñas trojas dentro de sus casas y se aferran a cuidar los pocos enseres, pues afirman haber perdido colchones y otros objetos.

Arón Campero, vecino de Araguaimujo, reclamó a través de Radio Fe y Alegría la asistencia del gobierno regional, ya que las entregas de comida y medicinas han quedado en promesas.

Hasta ahora ninguna representación oficial ha ofrecido un balance de la coyuntura, por lo que se desconoce la cantidad  de personas afectadas por la crecida del río Orinoco.

Al cierre de la temporada de invierno del año  2017, oficialmente se contabilizó 8 mil damnificados, a quienes les prometieron públicamente que les construirían casas por todo el tramo del Delta Medio. Ya ha llegado la segunda inundación desde que se produjo tales afirmaciones por parte de la ciudadana gobernadora del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, y los mismos vulnerados atraviesan por el mismo problema otra vez.

Loading...
Compartir