El señor Luis Moreno, quien reside en la comunidad Los Cedros del municipio Tucupita, denunció que personas desconocidas profanaron la tumba de su sobrina, y se llevaron el cuerpo de la niña.

De acuerdo con Moreno, a las nueve de la mañana de este miércoles fue a visitar las tumbas de sus padres para limpiarlas, y posteriormente, cuando fue al lugar donde había sido sepultada su sobrina, se percató de que su lápida había sido profanada.

El denunciante detalló que los culpables  sustrajeron el cadáver e intentaron remediar lo violentado porque pudo ver unas láminas de zinc simulando que “todo estaba bien”.

Luis Moreno notificó a la brevedad posible a su hermana de lo que había pasado, pero nadie sabía aún que se habían llevado el cuerpo de la pequeña.

Fue una escena decepcionante, de impotencia y aterradora para los familiares, quienes instan a las autoridades de investigación científica iniciar con las indagaciones pertinentes.

Loading...
Compartir