Así quedó parte de la casa luego de la requisa de los sujetos.

“Esto es un atraco”, dijo uno de los responsables del delito cometido en una residencia del Barrio  Paloma, municipio Tucupita.

Sobre las 10 de la mañana de este miércoles, la señora Indira González se disponía a preparar unos sándwiches  a su hija de 13 años que la acompañaba para ese momento, inmediatamente, tres jóvenes ingresaron sorpresivamente por la puerta trasera de su residencia que permanecía abierta,  ya que la víctima, posteriormente regaría algunas plantas.

Se trataba de tres sujetos, dos de ellos ocultaban su rostro con indumentarias negras, mientras que otro sin ocultamiento alguno: “esto es un atraco”, dijo uno de los implicados en el delito mientras amenazaba a la señora González con un arma de fuego, reveló uno de sus familiares.

Los nervios se apoderaron de González que pudo expresarlo con fuertes gritos, esta reacción provocó que los asaltantes le propinaran varios golpes con la pistola sobre la humanidad de la fémina.

Ambas, la señora Indíra González y su hija de 13 años de edad, fueron amordazadas, maniatadas y cubiertas por una sábana, consumándose así  la  práctica delictiva

De la casa lograron llevarse  6 relojes, teléfonos celulares,  varias prendas como, anillos, pulseras y cadenas, más la cantidad  de 20.000 Bs en efectivo.

“Donde está el oro, donde está el dinero”, preguntaban las personas  incursos en la práctica ilegal.

Loading...
Compartir