Foto cortesía Web

PRIMICIA

El Callao.- Tras varios días de intensa búsqueda para localizar a Leonardo José Jiménez y César Eduardo Terán, ambos efectivos del Ejército Bolivariano, las autoridades los hallaron sin vida.

El par había desaparecido desde el pasado 8 de enero, cuando se adentró a la mina Ying Yang, supuestamente a vender combustible. Para ese momento los dos estaban de permiso.

Fue en horas de la noche del viernes que las comisiones mixtas integradas por el Ejército y el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), localizaron los cadáveres descuartizados en una fosa alejada del yacimiento. Aparentemente, los restos se encontraban en una bolsa.

Los agentes que manejan el caso presumen que a Leonardo y César los identificaron como militares y esto desencadenaría la ejecución.

Balacera

El día lunes, mientras las autoridades se desplegaron en la referida mina, se originó un cruce de balas que dejó un saldo de ocho sujetos abatidos pertenecientes al sindicato que maneja la zona.

 

Loading...