El encuentro anual de la “Pastoral Indígena”, movimiento católico que es promovido por los sacerdotes de La Consolata en el estado Delta Amacuro, aborda la fe en el contexto de crisis que se vive en Venezuela. Fue el escenario que se vivió el pasado fin de semana en Tucupita, cuando se reunieron varias comunidades.

El Padre Zacarías Kariuki, coordinador de la Pastoral Indígena en el Delta, destacó la actividad que se lleva a cabo anualmente como un espacio para promover la fe desde la realidad de la sociedad civil warao. Kariuki explica que como pastores del amor de Dios, tienen el compromiso de generar esperanza a través de soluciones integrales en momentos difíciles.

“No solo es rezar con un rosario en la mano, que también es importante para alimentar la fe, pero en este contexto, estamos llamados a promover y gestionar esperanza a través de espacios donde los mismos indígenas debatan sobre sus realidades y promuevan posibles soluciones”, declaró el sacerdote.

La actividad que previo a la crisis venezolana se concretaba al menos tres veces al año,- ahora anualmente-, contó con el acompañamiento de ocho comunidades del estado Delta Amacuro. Este encuentro se llevó a cabo en el salón integral de los misioneros de La Consolota en Paloma, Tucupita, durante todo el fin de semana pasado.

Algunos de los temas abordados fueron, la alimentación, la migración warao y la contaminación de su medio ambiente. Sobre estos tópicos, todos los participantes coincidieron en la trasculturación como un elemento social que está incidiendo directamente en el warao tradicional; de allí todo lo que este fenómeno ha derivado: la política partidista y el contrabando a su máxima expresión.

Loading...
Compartir