Entre la Cuarta y la Quinta

Si es eso es ser cristiano, entonces no quiero serlo

Édgar Alexánder Morales | moralesjayaro@gmail.com

Generalmente voy procesando datos a lo largo de la semana para escribir esta columna que garabateo para ustedes todos los jueves, y ya estaba lista para publicarla en la mañanita de hoy, pero tuve que hacer otra, pero aprovecho la oportunidad para agradecer tanto apoyo, tanta solidaridad y tanto reconocimiento de parte de mis lectores, para con este espacio.

Dicho esto, y del por qué (…) se sobreviene dado a que no es el espacio habitual al que estamos acostumbrados, pues generalmente abordamos temas políticos de la vida pública nacional y del estado #Portuguesa, de donde se originan estos comentarios pero hoy, y a propósito del fallecimiento del profesor Aristóbulo Isturiz, no puedo dejar de expresar mi indignación, por la apología de la muerte que han hecho algunas personas, con respecto al deceso del ministro chavista. Y es que precisamente ayer (28 de abril) fui a misa, y les confieso que muy poco lo hago y estuve atendiendo una invitación de un buen amigo, pero escuchando al cura me di cuenta cuan vulnerable es nuestra sociedad y entendí un poco más por qué las personas buscan a Dios unos, en los momentos difíciles y otros, pues recurrentemente porque sienten la necesidad de estar cerca del creador. Y al parecer, la iglesia católica es una válvula de escape para quienes deben sortear las vicisitudes de la vida cotidiana, el precio del dólar, el costo alto de la vida, los malos servicios públicos, el gobierno, la crisis, los políticos; en fin, sirve de catarsis escuchar el sermón de los sacerdotes que a veces son meramente mensajes de la palabra de Dios, otras veces no tanto, no fue el caso de ayer, pero sí les confieso que cuando llegue a mi casa entrada la noche ya, vi un estado de Whatsapp o más bien varios, pero éste en particular me llamó la atención porque era de mi hermano menor Wilder Jesús, que con una foto de Aristóbulo escribió un mensaje que decía “Uno Menos”. Y me llamó la atención, a parte porque quien lo puso lleva mi sangre, no podía entender por qué alguien, que reza en las noches antes de acostarse, que se persigna cuando se levanta, que bendice a sus hijos y pide la bendición a su madre, se expresa de esa manera tan innecesariamente y que solo deja al descubierto, la podredumbre que existe en esta sociedad venezolana que estoy seguro, no forma parte de nuestro gentilicio, pero de alguna manera, los políticos actuales nos han llevado a este vacío espiritual, tan tonto, tan vago que nos hace ver tan imbéciles ante nosotros mismos, no ante Dios, porque los que creemos en él, de alguna forma, sea por la fe católica o la fe cristiana, por la palabra de Jehová, o por lo que haya lugar (…), sabemos que ese tipo de deseos en nuestros corazones no lo dignifica.  Vi en otro estado de Whatsapp de un político amigo mío, de oposición algo así como “Muere el Ministro Chavista, del ilegitimo presidente Nicolás Maduro”. No había visto una postura tan gafa como esa, tan superficial en verdad, ¡Ah pero es uno de los que va a misa todos los domingos, y se echa fotos con el cura! O pone en sus perfiles de RRSS en vez de la foto de él, la de José Gregorio Hernández, saben por qué (…) porque es el tema de moda, y se acercan las elecciones y mañana lo beatifican entonces así, me identifico con la gente. ¿Es gafo eso no les parece?

No entiendo qué tiene que ver la muerte con la política; el pueblo Judío, que sufrió los desmanes de  Adolf Hitler, el holocausto y casi toda su eliminación de la faz de la tierra, no alberga tanto odio, como el que existe en muchos corazones de esta podrida sociedad trivial, superficial. Yo les exteriorizo que he pecado mucho, de palabra, obra y omisión, pero por mi culpa, o por mi gran culpa, no volverán esos corazones podridos a gobernar este país, porque merecemos algo mejor que eso.

Perdóneme y discúlpenme los panas a los que les iba a sacar los trapitos al sol hoy, “para que sean serios y se organicen” pero es que no pude conciliar el sueño anoche y créanme, que espiritualmente me siento un poco mejor después de redactar, porque sé que si bien es cierto no se curan las almas solo porque yo lo diga, algo queda (…) y esa, a mi manera de ver las cosas es la verdadera fe que profeso. A mí me encanta la política, el periodismo, la vida, hago encomio a la existencia humana, no dejes que tu corazón y los de tus semejantes se llenen de tanto odio, podrías estar tú de acuerdo o no, con lo que aquí digo, seguro habrá quien no, pero nadie, absolutamente nadie puede brindar por la Covid 19 y porque se lleve un chavista o un opositor, nadie puede agradecer al cáncer, porque venza a un ser humano y lo entregue a según esas almas podridas a la quinta paila del infierno, que dicho sea de paso, ese infierno que tanto nombran no está donde dicen ellos que está, sino en esas almas que piensan que si no pueden arrodillar a un pueblo, por la fuerza, lo harán con la herejía, el sacrilegio, la blasfemia, la brujería, qué se yo (…)

En que quedó lo de mi hermano, pues en que se dejó llevar por el ambiente y aunque no está de acuerdo con el gobierno actual, se disculpó no conmigo, porque no tenía que hacerlo, sino ante Dios, yo solamente le creí.

No iba dejar de decir lo siguiente cambiando el tema un poco. Y es que me llama la atención la ligereza con la cual el gobierno nacional, regional y los gobiernos locales han tomado el tema de la escasez de diésel en el país. Esto es grave señores, tenemos tres empresas paradas por falta de materia prima, que no se produjo, por falta de gasoil como lo son Proarepa, Pronutricos y Venearroz. Tenemos una situación grave con los centrales azucareros del país que están parados unos y por pararse otros, tenemos caña de azúcar en el campo que no hemos podido cosechar, tenemos más del 50% en pérdidas en el cultivo del frijol, que se quedó en el campo, porque no llegó el combustible a tiempo y nos entró la lluvia y por consiguiente, ese frijol se inundó, se manchó y se nació.

Más grave se pone la cosa cuando con la entrada de las aguas, se requiere el gasoil para preparar las tierras y sembrar en el caso de Portuguesa unas 120 mil hectáreas que no llegarán ni a 12 mil, si no se resuelve con urgencia el tema del diésel, esto no es un juego, porque las consecuencias serían que no habría, como en efecto ya no hay, maíz para la harina precocida y refinada que se procesa en el país.

Saben que da más rabia, ver al ministro Wilmar Castro hablar del socialismo en el campo y su sobrino Luis Soteldo del Congreso Bolivariano de los Pueblos. Oír a Rafael Calles hablar del puente tubo en Guanare y a Oscar Novoa de la redoma de la desidia que tiene allá, o ver la competencia de Efrén Pérez y de Primitivo Cedeño a ver quién pone más bombillos, escuchar al Juan Guaidó hablar del mecanismo Covax o Nicolás Maduro del miércoles productivo, yo no digo que esos temas sean superficiales y que no tengan importancia, lo que digo que aquí hay un problema de alimentación, de la comida, de la papa de los venezolanos y que es hora que el gobierno, los políticos y toda la sociedad se pongan de acuerdo, la hambruna nos acecha, esa es la verdad.  Ustedes me dirán ajá y qué c… tiene que ver un alcalde, un gobernador, un concejal, un secretario de la gobernación, un diputado de la AN o del CLEP con el tema del diésel, se los digo. ¡Paren el bachaqueo y la corrupción que existe alrededor de eso, pónganle corazón al campo señores!, dejen la politiquería para otros escenarios y aborden este tema tan delicado.

Hasta el jueves.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta