Foto de Melquiades Ávila.

Una situación irregular planteó este miércoles el activista warao, Jesús Jiménez, al revelar  poca actividad académica que han mostrado algunas instituciones educativas del Bajo Delta.

Desde el año pasado, tras las fiestas decembrinas, varias escuelas del municipio Antonio Díaz estarían sin clases por la ausencia de los docentes en las aulas. Wayaboroina, por ejemplo, es una población que cuenta con infraestructuras educativas en óptimas condiciones, sin embargo, hasta la fecha, los facilitadores no han cumplido con su parte.

Jiménez lamentó que a pesar de que algunos waraos hayan asumido importantes cargos dentro de la Zona Educativa del Delta, no hayan gestionado soluciones al respecto.

Por otra parte, algunos docentes han dado a conocer las trabas que deben solucionar  a la hora de ejercer sus funciones en las colectividades más alejadas de Los Caños: los altos costos que implica el viaje, pésimas condiciones físicas de los planteles educativos y la carencia de alimentos que, por la misma situación de hambruna en asentamientos indígenas, ha generado un gran porcentaje de deserción escolar.

A pesar de que en el año 2005, la UNESCO declarara a Venezuela como país libre de analfabetismo, en Delta Amacuro,  son muchas las comunidades que hasta ahora no han podido tener acceso a una educación de calidad que sustente las afirmaciones del organismo internacional.

 

 

 

Loading...
Compartir