Con hambruna, dejadez y flojera intentan justificar el bajón en el rendimiento académico de varios estudiantes.

Un hecho curioso ocurrió la tarde del pasado jueves  después de la publicación de notas en la plataforma de la UTD “Francisco Tamayo”.

Es el caso de un estudiante de Ing. Agroalimentaria que tuvo el atrevimiento de publicar sus pésimas calificaciones en su cuenta personal de facebook y las borró casi de inmediato. El hecho fue pillado por este medio.

La publicación fue posteada con un escrito que decía, “gracias al hambre tengo estas notas”.

El poco rendimiento estudiantil es un fenómeno en pleno crecimiento, en la actualidad según algunos estudiantes, la crisis alimentaria, económica y otras preocupaciones serán las razones de la merma su rendimiento al desviar su atención hacia otras situaciones.

Muchos jóvenes han asumido varias responsabilidades denominados “tigritos”, que han obligado a estudiantes realizar actividades extra académicos como el comercio informal y otras actividades para el “rebusque”.

Aunque también hay quienes afirman que no tiene otra justificación que la flojera y la dejadez.

 

Loading...