Liceístas abordan un autobús del transporte público en el miniterminal de Tucupita | foto: Tanetanae.com

La población estudiantil es una de las partes más afectadas ante las carencias del transporte público en el municipio Tucupita. Los estudiantes deben desembolsar hasta dos mil bolívares diario y atravesar más de una hora esperando un autobús para asistir a sus respectivas clases.

Leonardo Irroy, es padre de dos jóvenes, uno de 12 años que cursa el primer año y otro de 15 años que está en tercer año en el liceo José Antonio Páez. Todos los días cada liceísta paga dos mil bolívares para poder arribar a la institución educativa.

El señor Leonardo, tiene que salir todos los días al centro de Tucupita a vender helados caseros, así es como costea diariamente el pasaje de sus hijos.

“Nosotros vivimos en El Cajón, ellos se paran a fuera a esperar el autobús, aveces tardan hasta una hora. Pagan el pasaje en mil bolívares desde El Cajón hasta Carapal de Guara”, relató el deltano este miércoles 16.10.2019.

En una semana cada estudiante debe desembolsar hasta 10 mil bolívares en efectivo en el pasaje de ida y vuelta a sus aulas de clases.

“No hay transporte, no ham combustible y por aquí en Tucupita no he visto un transporte escolar, no hay transporte escolar hermano”, manifestó el señor Leonardo Irroy, mientras recorría las calles de la capital deltana expendiendo sus productos.

Otro vecino de la capital deltana, informó que su hijo de 15 años de edad camina todos los días por 20 minutos desde la comunidad de San Juan II hasta el liceo Aníbal Rojas Pérez de Tucupita.

“Así no pierde mucho tiempo esperando bus y no gastamos mucho dinero en pasaje”, dijo el deltano abordado.

Loading...
Compartir