Foto: archivo.

Los estudiantes deltanos se han mostrado más desanimados en sus actividades diarias. La misma coyuntura económica del país así lo obliga.

Los cursantes abordados aseguraron no comer bien en los comedores escolares, pero además, cuando salen de sus actividades no cuentan con  un óptimo servicio del transporte.

Un estudiante del 4to año de bachillerato del liceo Aníbal Rojas Pérez, afirmó que él, junto a otros compañeros de clases, aguarda más de tres horas para poder llegar a La Horqueta del municipio Tucupita por falta de transporte.

“Nosotros salimos a las 12 de la tarde de ver clases y nos vamos a las paradas y tardamos hasta tres horas para llegar a nuestras casas porque no hay transporte”, fue lo que dijo el liceísta consultado.

Los estudiantes deben pagar hasta 30 bolívares soberanos para llegar a La Horqueta, y para esa ruta solo laboran dos unidades autobuseras y estos hacen hasta cuatro viajes al día para intentar cubrir la demanda.

Pero el problema también ha implicado que los afectados estudiantes lleguen tarde a clases.

Previo al inicio del año escolar 2018-2019, el profesor universitario, José Aular, informó que una de las principales razones de la creciente deserción se debía a la carencia de transporte en el municipio Tucupita.

Loading...
Compartir