Imagen de referencia/foto de panorama.com.ve

La crisis económica y política en Venezuela llegó para quedarse si no se toman las medidas necesarias para abortar la misma, aseguran expertos economistas.

La apatía en casi todas las instituciones educativas del estado Delta Amacuro se ha podido notar desde mediados del año 2015, cuando la escasez de alimentos se agravó y abligara a los deltanos a recurrir a las largas colas.

Inevitablemente, la realidad político-social por la cual está atravesando Venezuela, ha causado un estado de depresión sobre todo en los jóvenes que no miran la situación igual a la de las personas mayores.

Miles de jóvenes profesionales han abandonado Venezuela al sentir incierto su futuro, pues han asegurado que el sistema de gobierno impide reivindicar sus esfuerzos e inversiones en las universidades.

Adrian Medina es un joven estudiante que a pesar de seguir su carrera universitaria en una casa de estudio superior de la capital deltana,  explica que inevitable y vergonzosamente ha tenido que dedicarse al bachaqueo para, por un lado costear sus estudios y por otro, poder alimentarse.

Medina, revela que algunos de sus compañeros, efectivamente si han tenido que abandonar sus estudios como elección única para sobrevivir a la crisis económica, que según expertos en la materia, llegó para quedarse por más tiempo.

Un reconocido politólogo de Tucupita explicó a propósito de lo que acontece con algunos universitarios deltanos que, si bien es cierta la coyuntura venezolana, considera que las decisiones no deben tomarse de esa manera, ya que según él, se trata de jóvenes que ven el dinero relativamente fácil y se afanan por él; acotó que tarde o temprano todo va a cambiar, y quienes abandonaron sus estudios, se verán afectados ya que para ese entonces se volverá a tomar en cuenta el esfuerzo y la dedicación de todos los profesionales.

 

 

 

 

Loading...
Compartir