Juan González / Tanetanae.com.

A juicio de Juan González, exalcalde de Tucupita, las muertes de la joven indígena embarazada, Belkis Mendoza y la niña, también indígena, Samaritana Mendoza, de apenas 6 años de edad, por parte de efectivos de la División Fluvial 611 de la Guardia Nacional, no admiten ninguna justificación.

“Nada puede estar por encima o tener mayor preminencia que el más universal y fundamental de los derechos humanos, como lo es la vida”, declaró el exfuncionario.

Pero además acotó: “por más que se rodee de explicaciones, la Guardia Nacional no puede justificar la muerte de esa joven indígena que se encontraba en gestación, así como la de su hermana, la niña Samaritana Mendoza. Ese lamentable incidente suscitado el 29 de abril pasado en un sector cerca del caño Mariusa, parroquia Juan Millán, municipio Tucupita,  constituye una especie de epilogo de una serie de hechos, como asesinatos, extorsión, apropiación indebida de bienes decomisados, ´´pitcheo de detenidos´ atracos, abusos y atropellos a varios ciudadanos en los últimos 5 años por parte la llamada Guardia del  Pueblo,  Destacamento del Seguridad Urbana (Desur) Comando Nacional Antiextorsión y  Secuestro (Conas)  y de la propia División Fluvial  611 de la Guardia Nacional”, fustigó el exalcalde del municipio Tucupita, Juan González.

 

Loading...
Compartir