Foto: Eudo Torres | Roa Rojas temió por la vida de sus familiares

Uno de los casos más sonados en Delta Amacuro, fue la detención de José Isaías Roa Rojas en su condición de Fiscal Superior del Ministerio Público en Delta Amacuro, acción ocurrida el 13 de agosto de 2014, fecha desde el cual estuvo detenido en la sede del Sebin en el Helicoide en Caracas.

Según algunos archivos periodísticos, el exfiscal contaba con una boleta de excarcelación emitida el día 19 de diciembre de 2014 por parte de la corte de apelaciones de Caracas, ordenando así su libertad condicional con prohibición de salir del país, todo ello ante la ilegalidad de la precalificación jurídica presentada por el Ministerio Público, ente que imputaba erróneamente una asociación para delinquir. La orden fue ignorada por los funcionarios.

Luego de recobrar su libertad, el exfuncionario del MP retornó a Tucupita y ha acudido a diferentes medios en un gesto de agradecimiento a todas las personas que siempre creyeron en su inocencia y ha asegurado que puede caminar tranquilo por las calles de la capital deltana, siendo objetos de grandes gestos de amistad y confianza.

Durante su estadía en la sede del Sebin en Caracas, algunos temores invadieron a Roa Rojas, según el exfiscal siempre sintió miedo por la seguridad de su esposa y sus hijos y las consecuencias que pudiera generar la valentía de su esposa al acudir a medios nacionales e instancias internacionales para denunciar lo que consideró un acto inhumano al violar sus derechos fundamentales a la defensa y las trabas por parte de las fiscales del MP.

Reveló que su detención prolongada se debió a la existencia de intereses personales de altos funcionarios que lo presentaban como un “trofeo” sin presentar pruebas que demuestrara su culpabilidad en los cargos señalados.

Fue señalado de cometer un delito conocido como “prevaricación fiscal y asociación para delinquir”,acusación y cargo en el que nunca habría incurrido el exfiscal.

José Isaías Roa Rojas, ahora goza de libertad bajo régimen de presentación cada 15 días y puede caminar las calles de Tucupita sin cargo de conciencia y seguro que la justicia va a determinar su inocencia y su definitiva libertad.

Loading...
Compartir