Felipe Capozzolo / foto, archivo.

Los comerciantes venezolanos se verán obligados a desembolsar 6 millones de bolívares ante la nueva exigencia del gobierno de venezolanos de instalar nuevos equipos de fiscalización en los comercios. Será un monto “exigente y difícil de pagar” para cualquier comerciante, advirtió  el presidente de Consecomercio, Felipe Capozzolo.

Informó que han solicitado al Ejecutivo nacional a través del Seniat, derogar de forma inmediata la providencia que obliga a los comerciantes a renovar equipos por otros, avalados por el Seniat.

Capozzolo informó que el sector comercio está en la disposición de cumplir con las normas legales, pero, el cambio de equipos es inviable en la actual Venezuela.

Sin embargo, manifestó que los comerciantes están dispuestos a asumir el costo, siempre y cuando, el gobierno lo ayude con una acción crediticia que le permita cubrir el costo de las nuevas máquinas fiscales, sin que el egreso afecte la estructura financiera de sus negocios.

El presidente de Consecomercio insistió en la urgencia de derogar la providencia que obliga a renovar equipos, de lo contrario, muchos comerciantes serán sancionados por no poder cumplir con la ley, y los más vulnerados serán los pequeños y medianos empresarios que, a juicio de Felipe Capozzolo, no podrán asumir el egreso de 6 millones de bolívares, equivalente a 300 dólares al valor cambiante de la moneda extranjera, al lunes 23 de septiembre.

Loading...
Compartir