Deltanos coinciden un nuevo aumento sería templar más la cuerda. Foto: archivo web.

En las calles de Tucupita, se habla de un posible nuevo aumento que pudiera ordenar el Ejecutivo Nacional, que podría llevar el salario mensual a un Petro, y otros se atreven a vaticinar que será de un Petro y medio.

Algunos deltanos más comedidos, creen que tal medida sería templar mucho más, una cuerda que ya está templada, y que supondría una crisis más profunda que dejaría a Venezuela, a las puertas de una explosión social, incluso, antes de diciembre.

¿La cuerda está templada, y quieren templarlo más?, se pregunto Rogelio Rodríguez, un abordado en la plaza Bolívar de Tucupita.

Los aumentos sostenidos, ya han sido señalados como el factor común de la alta peligrosidad y la volatilidad que puede resultar la sociedad civil, pero el pago tradicional del aguinaldo en tiempos de navidad, promete un cerco comercial a la capacidad adquisitiva que se ve mermada en cada quincena. De allí, el temor de un nuevo “caracazo” antes del fin de año.

Dámaso Pérez, conocido sociólogo deltano, llegó a afirmar en el pasado, que la pobreza era la meta del gobierno, para sustentar una dependencia necesaria, y en el 2018, lo que parecía ser una aliada, ahora es un peligroso adversario.

La tesis instaurada del gobierno que asegura sobre la existencia de una guerra económica, apoyada desde los cimientos de sus cuadros revolucionarios, empieza a resquebrajarse cuando pasan los días, y el gobierno parece no dar con la solución definitiva.

La última medida del gobierno con la creación del Petro, y el anclaje del Bolívar al Petro, no ha sido la solución, solo representó un respiro para el presidente Nicolás Maduro, y su tren ejecutivo, al menos, es el punto en que coinciden algunos deltanos.

Loading...
Compartir