Una explosión ocurrió aproximadament a las 10.30 de la mañana de este  29 de diciembre causando terror en el puerto fluvial de Volcán.

En una de las casas improvisadas -más conocidas como barracas- que resguardaba combustible en su interior, explotó dejando a dos personas heridas con quemaduras de diferentes grados.

Sobre este hecho se pronunció inmediatamente el máximo representante de la iglesia católica en la entidad,  Monseñor Ernesto “Kiko” Romero, quien considera que las casitas de Volcán y su situación en general, es una bomba de tiempo que debe resolverse cuanto antes para evitar desastres en el futuro.

Por su parte, el conocido médico warao, Jesús Jiménez, consideró el hecho como una advertencia de Dios y que las autoridades deben ser más diligentes para solventar la situación por el gran peligro que representa el puerto fluvial de Volcán y las casas improvisadas en los alrededores de la bomba de gasolina.

Según los primeros reportes, una colilla de cigarro cayó sobre un tambor de gasolina con bote de combustible y causó la explosión de 8 tambores de carburante que a su vez dejó a dos heridos que fueron trasladados al hospital “Dr. Luis Razetti” de Tucupita.

Loading...
Compartir