Durante los últimos años, el éxodo de venezolanos hacia otros países ha escalado a niveles de crisis humanitaria, convirtiéndose en un problema para toda la región. Estimaciones basadas en encuestas de opinión muestran que aproximadamente 4 millones de personas han emigrado buscando mejor calidad de vida.

No se trata de una migración normal, advirtió ayer Francisco Rodríguez, economista y jefe del Programa de Gobierno La Gran Transformación. A través de una transmisión en vivo por las redes sociales, expresó que, aunque la decisión de hacer vida en otro país persiguiendo nuevas oportunidades es algo natural, distinto es el caso venezolano, en el que las personas “se tienen que ir porque no hay trabajo, porque no hay oportunidades (…). Triste es cuando la gente toma la decisión de irse para poder apoyar a su familia”.

“Eso lo vamos a cambiar. Ningún venezolano debe verse obligado a irse de su país”, afirmó. En este sentido, reveló que el programa de gobierno del candidato Henri Falcón plantea una política migratoria que ofrece beneficios para las personas que quieren volver y facilidades para los que deciden quedarse afuera puedan continuar apoyando a sus familiares en Venezuela.

Además, presentó un esquema de incentivos fiscales para facilitar el proceso de reintegración. Todo esto en el marco de una economía dolarizada, que ofrezca como beneficio inmediato la recuperación del poder de compra de los salarios.

Un tema fundamental, destaca Rodríguez, son los casos de personas que dejaron o pospusieron sus estudios para irse fuera a trabajar. “Vamos a implementar un programa llamado Venezuela Vuelve. Aquellos que tuvieron que suspender sus estudios y que regresen para terminar su carrera universitaria, van a tener una subvención de $225 mensuales para que puedan terminar sus estudios, tener su título universitario y de allí reintegrarse al mercado laboral”. El programa contempla incentivos similares para los investigadores.

Venezuela Vuelve no se detiene allí. También apunta a recuperar planes de becas para quienes aspiren formarse al exterior, con la condición de que regresen a aplicar sus conocimientos y contribuir al futuro del país, bien sea en calidad de docente o en ejercicio profesional.

“Vamos a volver a lanzar el programa de becas Gran Mariscal de Ayacucho para aquellos que quieran estudiar en el exterior, tengan buenas calificaciones y obtengan la aceptación de una buena universidad en el exterior, cuenten con el apoyo del Estado”, indicó.
Rodríguez también planteó un esquema de exoneraciones del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) para los venezolanos que vuelvan. El esquema contempla rebajas de 90% en el pago del ISLR durante el primer año, 60% en el segundo año y 30% en el tercer año. La idea, dijo, es ofrecer una ayuda fiscal mientras la persona se reincorpora al mercado local.

Explicó que otro factor fundamental de esta política es el de las remesas. Actualmente, enviar remesas a Venezuela es extremadamente difícil, pues no existen mecanismos transparentes que ofrezcan tasas reales y competitivas. “Se tienen que enviar a través del mercado paralelo, donde hay mucha falta de transparencia y nadie sabe cuál es el precio del dólar. Por eso es que nosotros vamos a dolarizar la economía, para acabar con eso”, sostuvo.

De acuerdo con Rodríguez, el gobierno de Henri Falcón facilitará la instalación de agencias especializadas en remesas para evitar que los ciudadanos deban recurrir a mecanismos alternos no regulados.

El programa también contempla la puesta en funcionamiento, a través del Estado, de plataformas tecnológicas que puedan conectar a aquellos que quieran regresar al país con los empleadores que estén buscando gente con sus habilidades.

Además, se diseñará una serie de exoneraciones fiscales para facilitar el retorno no solo del individuo, sino también de sus efectos personales. Por ejemplo, si la persona quiere traerse su vehículo, artículos del hogar, etc. podrá hacerlo con facilidades y exenciones de impuestos de aduana.

Para Rodríguez, el objetivo de la política no es solo evitar que más venezolanos se sientan obligados a dejar el país buscando condiciones de vida dignas, sino lograr que los que están en el exterior encuentren un terreno fértil para volver, sin que esto implique perder poder adquisitivo ni dejar de ser capaces de ayudar a su familia. El retorno de profesionales y personas capacitadas es clave para la reconstrucción económica de la nación.

Para mayor información sobre el Programa de Gobierno La Gran Transformación, te recomendamos estar atentos a las redes sociales:

@frrodriguezc, @comprometidoVen y @comprometidoconvenezuela en Instagram y Facebook.

Loading...