Padre Julio Lavandero / Foto: Radio Fe y Alegría.

Nació el 14 de agosto de 1930 en Casar de Periedo, su aldea natal perteneciente al Ayuntamiento de Cabezón de la Sal, Cantabria, España. Y luego de haber sido presentado oportunamente en lo que en Venezuela conocen como alcaldía, fue bautizado a los 4 días de nacer. Fue el 18 de agosto cuando recibió el nombre de Julio, por expreso deseo e «imposición» de su madre porque su esposo también llevaba ese nombre.

Ya ella, la madre de Lavandero, tenía un hijo llamado Julio, al que el padrino agregó «abusivamente» su nombre de Ernesto, que luego sería sacerdote salesiano, y este falleció en el año 2012 a sus 88 años de edad.

El “abuso” cometido por el padrino del primer Julio, al que le cambió el nombre por Ernesto, hizo molestar mucho a su mamá, por lo que, al nacer un nuevo niño, su progenitora sin pensarlo dos veces, decidió «imponerle» nuevamente el nombre, Julio.

“Juliucu” fue bautizado al cuarto día de haber nacido, siendo el noveno chamo de 12 hermanos. Relata Julio que, sus padrinos eran menores de edad: su hermano Antonio y su prima Josefina. Para esos tiempos, asistían al evento sacramental solamente los padrinos y el sacerdote. Previamente su madre ya le indicaba al cura el nombre  con el cual iba a ser bautizado.

El padre Julio Lavandero falleció en la ciudad de Tucupita al amanecer del 7 de enero de este 2020, confirmaron fuentes eclesiásticas de la iglesia católica. Hasta ahora se desconoce detalles de los actos fúnebres que pudieran estar llevándose a cabo.

Quizás para los mestizos, hablamos de los no indígenas, el padre Julio Lavandero representa una gran personalidad académica, un escritor, un historiador, un antropólogo, psicólogo, lingüista, pero dentro de las entrañas del pueblo warao que vivió junto a él la juventud, sus travesuras, sus pecados, sus tentaciones y sus tristezas,  es uno más de ellos, un indígena más, un abuelo para la nueva generación, un hermano para sus contemporáneos y un hijo para las madres de la selva deltaica.

Conozca más sobre el padre Julio Lavandero en la primera parte de la entrevista que le hiciera en vida, el periodista Amador Medina.

Loading...
Compartir