Falleció el “Gocho” de Alexis Marcano en Tucupita

Inexplicablemente, falleció. Era tal su ímpetu, que el corazón no quiso seguirlo. En horas de la mañana de este infausto domingo 25 de julio, se infartó.

A Jesús Molina, una plaza laboral lo llevó al Delta. Cuando país y medio soñaba con desempeñarse en las petroleras, el “Gocho” enganchó y cruzó la nación para ir a su destino final.

Fiel a la cultura de los andinos, esa que tanto admiramos, hizo su humilde casa con un conuquito en derredor y de allí extraía los aliños.

Hombre de familia, constituyó un hogar firme y sólido, y a fuerza de trabajo desde el amanecer hasta entrada la noche, levantaba a su mujer e hija.

Dos días atrás lo vi y era el mismo torrente de energía de siempre. Para él, irse del país nunca fue opción, faenar duramente sí, y dar la vida por los suyos.

Ya no lo veremos en su bodeguita, ni sembrando, ni taxeando, ni trajinando la papa, ni pescando, ni rebuscándose donde fuera con el único apoyo de sus dos indomables brazos y una voluntad de acero.

Quizá no era tan conocido como muchos otros, más quienes sí lo conocieron, lo vieron como un ejemplo: esfuerzo, sacrificio, determinación, familia, tesón, lucha, arrojo, disciplina, entrega, etc. Como los hombres que Venezuela necesita.

Dios lo tenga en su Santa Gloria.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta