Falleció un trueno de voz y un “palo” de locutor, Jesús Tenorio.

De múltiples facetas: exmilitar, pastor cristiano, maestro de ceremonia, organizador de eventos, conductor de todo tipo de espacios radiales, desde el jocoso “Colacho”, pasando por un reconocido seductor en las noches románticas, atravesando por la lectura meridiana de noticias, destacándose en la identificación de campañas y emisoras, en la elaboración de sendas cuñas y en la presentación de artistas como ningún otro lo ha hecho dominando con excelencia tantas facetas en el Delta.

En el meridiano de la vida, con muchos años de logros por delante y una alfombra roja en el hall de la fama de los comunicadores, se marchó a destiempo, dejando un abismo en la radiodifusión deltana.

“Colacho” se fue y ¡nunca, sin duda alguna, habrá otro como él!

Loading...