Foto: archivo.

Los residentes de la capital de Delta Amacuro están sin agua desde hace tres semanas. Este problema ha paralizado a unas 70 mil personas. El martes en la mañana hubo poca movilización de estudiantes en el centro de Tucupita y la afluencia del ciudadano común disminuyó evidentemente.

Un liceísta de la institución educativa Aníbal Rojas Pérez afirmó que 10 de sus compañeros no fueron a clases porque habrían justificado su ausencia con la falta de agua en sus casas.

Desde el pasado domingo varios afectados reportaron a través de la plataforma TaneWhatsApp  que ya habían agotado todas sus reservas del vital líquido.

Sobre la carencia, la mandataria del estado Delta Amacuro, Lizeta Hernández, informó el pasado lunes que dos bombas presentaron averías por lo que fueron desincorporadas. Actualmente gestionan la habilitación de nuevos aparatos con la ayuda de la Corporación Venezolana de Guayana y la gobernación del estado Bolívar.

No se sabe cuándo pueda ser restablecido la prestancia en cuestión. Por ahora los vecinos han estado resolviendo con la compra de botellones de agua, pozos y la lluvia.

Loading...