Falta de agua potable enferma a una mayoría de comunidades fluviales en Delta Amacuro

Una mayoría de las comunidades con acceso fluvial del estado Delta Amacuro no cuentan con sistemas de agua potable. Estos afectados deben acudir al río para consumirla directamente del afluente,  por lo que una gran cantidad de personas presentan cuadros diarreicos y de vómito.

Solo en algunas localidades indígenas y campesinas pueden verse instalaciones de las redes de agua y tanques, pero estos datan de hace unos 20 años y no están en funcionamiento.

En la comunidad San Francisco de Guayo se dejó de construir un moderno sistema de agua potable que implicaba el uso de nanotecnología, pero fue abandonado por razones oficialmente no conocidas.

Algunos auxiliares de enfermerías con conocimiento de lo que implica el consumo de  agua contaminada, se han esforzado en compartir sencillas iniciativas para, en lo posible, intentar descontaminar el agua, pero no todos los caseríos cuentan  con este tipo de personal que fueron preparados por  varios médicos, hace más de 30 años.

“Es el nuevo mata indio” dice en broma, pero consciente, un hombre de los caños del Delta, cuando expone sobre el problema. Declara,  de pronto de esa manera despectiva para los extremistas aborígenes, pero es como los mal llamados criollos refieren al hecho de que a algunos waraos les gusta la gaseosa, pese a conocerse las consecuencias de beber muy a menudo esta mezcla química.

Jesús Rico, un indígena de Guayo, manifestó que intentan paliar el problema con el agua de lluvia, hacen todo lo posible de poder recolectar esa agua en cuanto recipientes tengan.

Recorrer los caños desde Tucupita hasta punta Barima, es constatar la falta de los servicios básicos, pero lo que está vulnerando más a estos pobladores, es la carencia de agua apta para su consumo.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta