Imagen de referencia| Archivo web.

Esta mañana los centros de salud públicos amanecieron abarrotados de pacientes, la mayoría de ellos, madres con sus hijos.  Los intentos por ser atendidas eran reiterativos en el materno de Tucupita, El Ipas y en Imasalud de la capital deltana.

La falta de médicos pudo haber  provocado la demanda de pacientes. Hasta una semana de espera le ha costado a varios deltanos ser atendidos.

Las declaraciones de la señora Juliet Medina apuntaron a la falta de galenos, por lo que ha provocado el colapso de personas en los consultorios médicos populares. La afectada lamentó el hecho de no poder acudir a consultas privadas por los elevados precios que esto implica.

Loading...