Foto de Eudo Torres

El 19 de diciembre, una familia entera fue víctima de piratas de río en el Orinoco, fecha desde el cual las propiedades  de los afectados han sido retenidas por la GNB.

En el hecho, una menor de tan solo 10 años resultó gravemente herida y se recupera; en la actualidad presenta secuelas de haber recibido un disparo de un arma de fuego tipo escopeta a la altura del pecho.

Américo Carrasquero Benítez y Maritza Beria, dos de las personas víctimas, han asegurado que no han recibido asistencia de ninguna autoridad y le urge la embarcación, tipo curiara de hierro y dos motores fuera de borda de 40 hp que están en manos de los efectivos militares.

A partir del hecho, las investigaciones no han prosperado y la familia warao necesita retornar a su comunidad natal para seguir con su vida normal, para lo cual es importante su embarcación, utilizada generalmente para transporte familiar y carga de sembradíos como ocumo, plátano y cambures que abundan en el municipio Antonio Díaz.

Carrasquero aseguró que una bombona de gas, un reverbero, dos tambores, uno de ellos cargado con gasolina (200 litros) y otros objetos, han desaparecido y las autoridades desconocen su paradero.

 

Loading...
Compartir