Familia de waraos asesinados protestan por pretensión del Ministerio Público de atrasar las investigaciones

Varios allegados de los jóvenes asesinados en una protesta por comida en Tucupita el pasado 22 de septiembre cerraron la calle que está al frente de la sede de la Fiscalía del Ministerio Público en Tucupita para repudiar las nuevas pretensiones que buscan atrasar las averiguaciones correspondientes, así lo aseguraron los manifestantes.

Armando Reinoza, vocero de los originarios inconformes, afirmó  que desde la Fiscalía les informaron que el proceso debía iniciar de nuevo porque la computadora que guardaba todas las experticias ya adelantadas se quemó, por lo que el caso debía reabrirse.

El Ministerio Público a través de sus entes competentes ya había prometido que para el pasado viernes emitirían las boletas de citación a los presuntos culpables, pero ese día no cumplieron con lo dicho.

Han pasado más de dos semanas desde que funcionarios de la Guardia Nacional y de la policía  de Delta Amacuro dispararan por la espalda a un grupo de personas que exigían la venta de alimentos en la comunidad San Salvador de Tucupita. Familiares de las víctimas todavía no han recibido respuestas que vislumbren justicia.

La misma gobernadora del Delta, Lizeta Hernández, instó a las instituciones encargadas del caso a darle celeridad a las investigaciones  pertinentes, sin embargo, parece no haber servido de algo si se toma en cuenta la nueva traba impuesta por la instancia ministerial.

Con llantos y bajo una corta lluvia caída este lunes a mediodía sobre Tucupita mujeres pedían a gritos justicia en medio de un escenario poco favorable para los nativos.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta