Desde el inicio del éxodo masivo de deltanos hacia Trinidad y Tobago, las dificultades para los migrantes han ido en aumento: persecuciones, deportaciones y cárcel han sido parte de los problemas que han enfrentado.

Dada estas situaciones, familiares de las víctimas han decidido conformar un grupo con todos los allegados de los afectados con el objetivo de buscar acercamiento con el gobierno regional y gestionar soluciones.

Esta iniciativa es impulsada por R. Marichales, quien deja a disposición de cualquier persona que tenga a algún ser querido en la isla en medio de problemas, un número de teléfono para las coordinaciones necesarias.

El número es el 04121828895. Ideó acercar a los familiares, intercambiar información y unir fuerzas.

Loading...
Compartir