Los padres del pequeño warao fallecido  el pasado viernes, aclararon la versión ofrecida por otras fuentes a este medio.

En su idioma materno, la hermana mayor del fallecido relató que desde hace dos días el pequeño presentaba un cuadro diarreico, por lo que el  viernes, decidieron trasladarlo desde la Calceta hasta el hospital, pero por las severas complicaciones, falleció en el camino.

Los padres del menor confirmaron tener su residencia en el vertedero de basura de Tucupita , a donde una vez fallecido su hijo, decidieron llevarlo.

Inmediatamente una comisión del CICPC, se trasladó al lugar y emprendió el procedimiento de rigor que amerita este tipo de casos; las condiciones de vida en las que viven los originarios pudo haber tejido versiones no confirmadas.

Hace ya dos días, el papá de Eduardo Rodríguez había cazado tres acures que pudo haber sido la comida que provocó malestares estomacales.

 

 

 

Loading...
Compartir