Servando Carbone| archivo web.

Servando Carbone, coordinador de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, ha cuestionado el último ajuste del salario mínimo que lleva el sueldo  integral a 300 mil bolívares, y lo ha catalogado como una burla a los trabajadores que han salido a las calles para exigir adecuación del poder adquisitivo de sus ingresos monetarios.

Desde la última conversión de la moneda venezolana, el valor real de la quincena y la estructura de pago según escala o profesionalización desapareció, y dejó al trabajador más pobre que en los momentos en que su salario era fijado por contratación colectiva.

A juicio de Carbone, los nuevos aumentos decretados por el Ejecutivo Nacional, han sido ineficientes por ser medidas unilaterales que el gobierno ha asumido, sin acompañar los aumentos con una “verdadera política económica”.

Cuestionó las acciones unilaterales del gobierno, y recordó que la OIT ordenó al Ejecutivo Nacional que los temas de debates referentes al salario de los trabajadores deben ser discutidos con el sector objeto del aumento, “el gobierno desconoce el mandamiento de la OIT, debe haber un dialogo con los trabajadores”, dijo Carbone a Radio Fe y Alegría Noticias.

El salario y los bonos son insuficientes

Según Carbone, la tabal actual del salario de los trabajadores del sector público oscila entre los 150.000 y 288.000 bolívares, más un ajusto del 60% por concepto de prima de antigüedad, y otro porcentaje que lo define la prima de profesionalzación de acuerdo con la responsabilidad que asuma el trabajador.

Los montos y porcentajes señalados son dirigidos únicamente a la compra de alimentos, y se descuida el derecho a la recreación, la salud, vivienda, vestimenta y estudio.

Lo que viene

Servando Carbone, coordinador de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, prevé que el sector público, protagonizará más protestas en el país, dadas el aumento de precios de los productos que están por encima del 100% de su costo antes del anuncio, y la devaluación inmediata de la última quincena que ha perdido su valor, incluso, mucho antes de cobrar la quincena con el aumento anunciado.

 

#16Oct Los bajos ingresos salariales que reciben los maestros no permiten que puedan cubrir sus necesidades, aun así, se garantiza la atención de los estudiantes. #SinMaestrosNoHayEscuelas

#16Oct En los colegios de Fe y Alegría se garantiza la atención de los estudiantes, no se cierran las escuelas. El compromiso de su personal predomina ante la falta de un salario justo. #SinMaestrosNoHayEscuelas

Loading...
Compartir