La noche del pasado lunes, la sede del único estadio medianamente habilitado de la capital deltana, fue objeto de robo: de las habitaciones donde suelen hospedarse  algunos entrenadores de la disciplina deportiva béisbol, fueron robados, televisores, uniformes, y otros objetos de valor.

Luzmelis Valerio, presidenta de la Asociación de Béisbol en el estado Delta Amacuro, reportó la mañana de este martes el hecho, lamentando que ya son reiteradas este tipo de prácticas delictivas por parte de sujetos desconocidos.

No solamente las instalaciones del estadio Isaías Látigo Chávez ha sido atacada por personas que se dedican al hurto de materiales, los gimnasios de lucha y pesa han atravesado por situaciones similares.

Las instauraciones en cuestión se encuentran muy cerca de la residencia de gobernadores, que a su vez, es custodiado por efectivos policiales dependientes de la policía del estado Delta Amacuro, pero  la presencia de efectivos de seguridad hasta ahora no ha garantizado el impedimento de las acciones ilegales.

 

Loading...
Compartir