Francisco Aniceto Lugo: Dios, ovnis y extraterrestres (parte I)

Por: Prof. MSc. Jose Daniel Fuentes

…LO QUE HAY ES UNA ESENCIA INCREADA. ESTA ESENCIA INCREADA ES LO QUE PUEDE LLAMARSE DIOS Y DE ÉL PROCEDE TODO Y A ÉL TODO REGRESA Y EL UNIVERSO ES UNA EMANACIÓN DE ELLO, NO PROPIAMENTE UNA CREACIÓNF.A.L

Es increíble como nuestra educación nacional y regional, han obviado a través del tiempo, la enseñanza sobre figuras venezolanas tan importantes y emblemáticas y más aún nacidas en nuestra Gloriosa Tierra Deltana. Siempre había escuchado el nombre de Francisco Aniceto Lugo y siempre como todos los deltanos, sólo lo asociaba simplemente con el nombre de una Parroquia, nada más alejado de la realidad. Y el hecho que en nuestras bibliotecas no existan textos escritos por él,  tampoco ayuda mucho. Nuestra juventud debe conocer, estos personajes, para que tomen ejemplo y conciencia de que el lugar de nacimiento, no es una limitante para ser GRANDE, para seguir los sueños y para trascender fronteras con los pensamientos. Y que nuestras ideas pueden llegar a ser tan importantes como las de cualquiera en el mundo.

Ahondaremos en la vida de FRANCISCO ANICETO LUGO y para ello tomare fragmentos de la biografía de esta insigne figura, escrita por Marco Rango, http://marango8a.webnode.com.ve/news/especial-sobre-francisco-aniceto-lugo/ invitando a que puedan leerla de manera completa para que nos asombremos de la capacidad mental y literaria de nuestro coterráneo, al cual debemos de nombrarlo como GENIO y con orgullo,  agradeciéndole a la vida el hecho de ser DELTANO.

Apareció en este Mundo a finales del siglo XIX,  un 17 de Abril  del ya lejano 1.894, en lo que es hoy el Estado Delta Amacuro, en la ciudad San José de Amacuro, pueblito humilde como su Estado, del cual  fue su capital desde 1.901 hasta 1.905; en esta fecha tuvo que ser abandonada debido a un brote de malaria y desbordes del mar (extraño y misterioso destino el de San José de Amacuro, semejante al de su destacado y singular representante, Lugo). La capital fue mudada en ese 1.905 a Tucupita.

Su padre fue el Coronel Francisco Albornoz y su madre Carmen Lugo. Fue el primogénito entre ocho hermanos. Coincide  con su signo Aries y con su nombre Francisco en el sentido de que le agrada la libertad, y en que gusta de las ideas frescas e innovadoras (precisamente, él fue un pionero en su campo, el mundo de las letras). Sí el ariano es idealista –rasgo que mostró a cabalidad Aniceto– se mantendrá firme en sus posiciones. Inició sus estudios en la escuela de la Profesora Renaud, prosiguiendo su bachillerato en el Colegio Luis Aristeguieta Grillet (Ciudad Bolívar).

En 1.910, en plena juventud, tuvo la oportunidad de ser testigo presencial del paso del cometa Halley, el cual  llenaba todo el cielo según relata el propio Lugo en sus Pueblos Maestros Atlántida, Tiahuanaco y Lemuria (Editorial Diana, año 1.978). Muy posiblemente ese suceso cósmico lo empujaría a estudiar en el futuro el mundo astronómico. En este sentido, Camille Flammarion (quien también siguió la evolución cósmica del Halley, de acuerdo al intelectual venezolano) era un científico galo que puso de moda la Astronomía en los años de juventud de nuestro personaje. Por esta razón, sus compañeros de clase del Luis Aristeguieta Grillet lo apodaban Flammarion.

Así mismo, fue estudiante del Colegio Federal de Varones de la citada Ciudad Bolívar.  Para 1.923 queda ratificada su calidad como poeta al participar en un concurso internacional y acreditarse distinciones por parte de la Junta del Centenario de la Batalla Naval de Maracaibo. Lo mismo sucedió cuando Ciudad Bolívar cumplió 200 años: Fue premiado por el Consejo y la Logia Asilo de Paz de la citada ciudad. Una de sus principales facetas fue la de Docente.

No obstante, hacemos énfasis en una singularidad que presentaba su carrera profesional: Su desenvolvimiento en cualquier tipo de actividades, evidentemente, disímiles entre sí, cumpliendo de este modo con el significado ya comentado de su apellido Lugo… Divinidad que posee todas las funciones. Es así como vemos que desempeñó una gran cantidad y series de cargos.

En cuanto a sus estudios superiores, hemos comentado que fue:

  • Licenciado Educador, pues ejerció de Profesor tanto a nivel de primaria como de secundaria en las escuelas venezolanas.
  • Diplomado en Ingeniería Eléctrica del Instituto Universitario Estadounidense Joseph G. Branch Institute of Engineering and Science (Chicago).
  • Diplomado en Ingeniería Electrónica del también Instituto Estadounidense Lincoln Engineering School (Nebrazka).
  • Diplomado, dictado por el Ejército Venezolano.
  • Realizó cursos de periodismo cuyos certificados provienen de Nueva York (EE.UU).
  • Doctor en Filosofía y Psicología, otorgado por una Universidad Estadounidense de Kansas City (Estado de Misouri).
  • Por otra parte, la producción literaria fue la principal tarea que lo distinguió.

 

INTEGRANTE ILUSTRE DE LAS SIGUIENTES INSTITUCIONES

  • Asociación Americana Para El Adelanto De La Ciencia (WASHINGTON).
  • Sociedad Astronómica Del Pacífico (SAN FRANCISCO DE CALIFORNIA).
  • Asociación Astronómica Británica (LONDRES).
  • Real Sociedad Astronómica De Canadá (TORONTO).
  • Sociedad Astronómica De Francia (PARÍS).
  • Sociedad Astronómica De España y América (BARCELONA, ESPAÑA).
  • Sociedad Venezolana de Derecho Aeronáutico y Espacial (CARACAS).

OBRAS ESCRITAS

Es justo, abordar en estos párrafos, el tópico relativo al mundo de las letras. Aniceto podría ser considerado como «el escritor de Venezuela» por antonomasia: Su más grande representante del mundo de las letras. Plasmó sus ideas tanto en prosa como en verso; fue Reportero-Cronista, Articulista, Traductor, Poeta, Novelista, Biógrafo, Escritor de libros… Sus obras se caracterizan por su calidad, volumen, densidad o profundidad y por cubrir una amplia gama de temáticas (muchas de ellas difíciles y complejas), recibiendo siempre buenas críticas. En fin, un escritor muy completo. Escribió 32 obras literarias o libros. En el diario de circulación nacional Panorama (donde estuvo laborando desde 1.931 hasta 1.936) tenía una columna fija diaria llamada «Pasando el Rato». Además de redactor en este periódico de Maracaibo, era el traductor de las agencias noticiosas internacionales. Su volumen literario allí era realmente increíble, pues éste era de 400 tomos de por lo menos 300 páginas cada uno, para una ¡tasa de 10.000 palabras por día! Sinceramente, ¡ERA DE OTRO MUNDO!.

Así mismo, fue un gran Conferencista, cumpliendo esta digna labor cuando fue Director de Escuelas, en el momento que realizó un periplo por varios pueblos de la Gran Colombia y con motivo del «delicado tema extraterrestre»: «Antigüedad de los Platillos Voladores», del 21 de Enero de 1.966, dictada en el Centro de Exploradores Internacionales del Espacio (Caracas); «Hombres, Ángeles y Dioses», del 5 de Junio de 1.976, expuesta en el Instituto Colombiano de Investigación de Fenómenos Extraterrestres y Conferencias «Vivimos en Planeta Ajeno», del 12 de Junio de 1.976 y «Espacio, Materia y Energía», hechas en el referido Instituto del vecino país.

RELIGIÓN:

Veamos el aspecto de sus nociones religiosas. Francisco Aniceto Lugo era cristiano, pudiéndosele caracterizar de panteísta y, en última instancia, de monista, pues afirmaba –con no poca razón– que todo lo que está contenido en el Universo tiene vida y forma parte de la Mente Universal (así llamaba a Dios). Se calificaba de «Científico Ultra-vitalista», es decir, aquel que profesa la existencia de una fuerza y/o energía, totalmente natural, pero divina, cuya función es encargarse del desenvolvimiento de la vida en el Cosmos. En el último volumen de sus Civilizaciones Ignoradas explica que hay una conexión indudable entre Jesús y la actividad alienígena, cuestión que lógicamente se desprende de una lectura objetiva de los evangelios, o sea, con «mente espacial», como él decía.

Líneas como éstas que acabamos de proporcionar, dejan fuera de toda duda de que en el siglo XX y en lo que concierne a esta parte de las latitudes hispanoamericanas, Francisco Aniceto Lugo fue el Embajador del Enigma, con mayor bagaje intelectual, su vanguardista. Innegablemente, fue pionero en temáticas tales como el estudio de los Entes Extraterrestres, las Civilizaciones Perdidas y el asunto no menos  interesante de los poderes escondidos del cerebro.

Profesor Licenciado, Poeta, Periodista, Filósofo, Psicólogo, Traductor, Filólogo, Corrector de Textos, Escritor, Conferencista, Politólogo, Astrónomo, Ingeniero Electricista, Ingeniero Electrónico, Cosmólogo, Teólogo, Arqueólogo, Historiador y Antropólogo heterodoxo (por consiguiente, Atlantólogo), Egiptólogo, Piramidólogo, Ufólogo, Estudioso de los Poderes de la Mente, Investigador Radiestésico y hasta hizo de Biólogo, entre otros. En fin, un Investigador en toda la extensión de la palabra, un Científico nato.

“U N  G E N I O  D E L T A N O”

Continuara……

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta