Francisco Martínez: la unidad es el camino y como dijo Chávez, el camino es la victoria

Francisco Martínez se va convirtiendo, en ese curso acelerado representado en una campaña electoral, en un político de verdad, de carne y hueso. Ya no es aquella figura etérea que fue designada en el marco de un ajedrez político para que calzara un rol, y bajo la tutela y protección de la mandataria lo desempeñara, ahora camina sus propios pasos.

Distantes, a lo lejos, como una presencia remota y fantasmal, van quedando los prejuicios y el prurito, los temores infundados y la ansiedad, la angustia existencial y los miedos. “Patear las calles” y someterse a la interpelación del pueblo, están forzando su aprendizaje.

No hay marcha atrás, ya se mojó en la pileta bautismal y ahora lo que viene es un chaparrón de sudor frio y caliente a la vez, chorros de solución salina en caída libre empapándole el ceño, el torso y los pies.

Lo que hay es piel pegajosa, insomnio y agotamiento, cansancio y tensión emocional, presión al límite y aturdimiento y, al final del día, si todo marcha bien, la diputación y el ejercicio puro y duro de la política que tanto le ha costado asimilar.

No hay retroceso, únicamente cielo despejado, horizonte y llanura, y la certeza tiempo después de que la diputación era el camino, y no la meta.

1.- ¿Qué papel desempeñan los jóvenes en la actualidad para sacar adelante el país?

FM: La juventud de hoy no solamente juega un papel fundamental en términos de la defensa de la Patria, también es una juventud que debe ir encaminada a ejercer la planificación familiar, que es una práctica a recuperar en cada uno de los hogares.

Jóvenes que sean capaces de entender que el futuro nos pertenece, que lo debemos construir en forma planificada, bien encaminados, con bases sólidas.

También tenemos que innovar, tratar de reorientar algunas políticas en función de poder construir, no solamente para los que nos quedamos en la patria sino también para la juventud que está fuera de nuestro territorio, de nuestro país; nosotros queremos seguir construyendo para todos y por todos, por eso vamos a la asamblea nacional.

2.- ¡Que representa el Psuv, ese movimiento político al perteneces para el país?

FM: Un partido que ha demostrado desde su nacimiento, poder generar una unidad, poder convertir ese espacio en un espacio para todos los bolivarianos, socialistas y revolucionarios.

El Partido Socialista Unido de Venezuela, es un partido joven, un partido que nació para poder ir en conjunto con diferentes fuerzas revolucionarias, que en su momento tenían diferentes corrientes o estaban en diferentes partidos y nos unificamos en uno solo. Como en el caso de Mi Gente, que se sumó también al Psuv. Es un partido que por encima de las diferencias nos ha demostrado que la unidad es el camino, es el partido de los guerreros, solidarios, de los unificados con un solo criterio. Que a pesar de las diferencias individuales nos llevan al mismo camino y es el camino a la victoria, por eso Chávez dijo, unidad, lucha, batalla y victoria. Y la unidad no solo debe ser un eslogan, sino que se debe definir en base a poder nosotros concretar o poder visualizar que, por encima de cualquiera de los escenarios tenemos que estar allí unificados y unidos y es lo que hoy demostramos. Hoy no solo estamos como Partido Socialista Unido de Venezuela, sino también como Gran Polo Patriótico.

3.- ¿Que significa la diputación para ti?

FM: Para mí, significa una bendición, significa un espacio para poder contribuir a construir y generar una estabilidad económica, política, social, para nuestro país, nosotros hoy como juventud lo asumimos con mucho compromiso, con un compromiso por nuestro pueblo y para nuestro pueblo.

Es poder continuar y generar un ejemplo de las acciones, de todo lo que se debe hacer correctamente y cuando nosotros hablamos de ese espacio de la asamblea nacional, hablamos de un espacio para legislar, para construir, para cumplir las leyes y poder controlar y orientar hacia donde se deben dirigir las políticas públicas de este pueblo. Nosotros la asumimos con el mayor de los compromisos y estaremos a la vanguardia de este escenario.

4.- ¿Que causa desde la asamblea nacional te gustaría abanderar, que causa te gustaría contribuir a solucionar poniendo un granito de arena?

FM: Como joven yo diría que una de las primeras causas por la que se debe luchar es que cuando un joven se gradúa tenga un espacio de trabajo, o sino que pueda tener las oportunidades de innovar, de poder tener su propia empresa, de poder tener un espacio vital, productivo, así sea en un banco o un fondo de crédito o lo que sea, que le genere estabilidad, esa estabilidad para poder construir una familia, para poder construir una sociedad mejor, para poder tener direccionalidad en cuanto al argumento social, en lo económico, en lo que quiera construir, como joven quiero esa lucha.

Mi lucha es eso, para que el joven no se sienta estancado, no se sienta frustrado, si no que tenga esa fuerza de poder seguir creciendo, avanzando y poder consolidar todo aquello que soñó dentro de su vida, con su familia.

5.- ¿Cuáles son los valores, los principios que deberían sustentar el accionar político de los jóvenes a partir de ahora?

FM: Mucha gente ve la política como un poder para sentirse superior a los demás o para tener un espacio de altura. Para mí, la política es servicio, es servir, es instruir, es poder orientar, porque te conviertes en líder, y un líder debe estar dotado de principios, de valores y no son más que la disciplina, ser solidarios, poder construir en conjunto, no ser individualistas, sino pensar en colectivo, por encima de nuestros intereses que muchas veces son personales, y por eso es el respeto y convivir en conjunto. Pero, también es esa política nueva que debe ser y fomentar en la verdad.

Nosotros escuchamos día a día de algunas personas que la política es sucia y para mí no es así, para mí la política se puede ver desde diferentes ejes, como la política pública, como la política de un hogar, es decir sales o no sales de la casa, pero, para mí la política es ese accionar, que por encima de que me vean como un diputado, de que me vean como aquel que asumió cualquier cargo, es que me vean como un humano, un político debe ser humano, desde cualquier cargo debe estar orientado al servicio del pueblo y es el humanismo el que te permite a ti poder establecer las condiciones más acertadas de hacer las cosas justamente, de ser justos  y ese es otro de los valores y principios que debe tener un político.

Como político muchas veces tú no puedes solucionar todos los problemas porque no, no vas a poder así tengas miles de recursos, pero si puedes orientarlos bien, en la dirección correcta, hacia donde debe encaminarse la solución; cuando te conviertes en político y asumes un cargo es para todos y es la manera de hacer las cosas correctamente.

Loading...