Según el periodista Freddy “Chichí” León, la crisis económica hizo reflexionar al pueblo warao y retomar las prácticas productivas que garantizaron su sobrevivencia, crecimiento y expansión por más de 7.000 años, “se tradujo en una motivación extra para que despertara nuevamente la creatividad que los caracteriza”.

Más de 30 comunidades, entre ellas algunas emblemáticas como Guayo, Nabasanuka y Araguabisi, estarían avocadas a la siembra de diversas especies.

“Son más de 1.000 hectáreas las que han trabajado con rubros tradicionales como maíz, ocumo, plátano, jengibre, ají dulce, caña de azúcar, arroz, y las que faltan”, expresó el comunicador.

“Es un esfuerzo sobrehumano, deforestan la zona con hacha, machete y palín, y cavan las trinchas a pala y a mano, generando canales con decenas de metros de extensión”, señaló.

“Lo fantástico es el resultado, cosechan plátanos de hasta medio metro y ocumos que no caben en las dos manos, es un trabajo muy exigente que no cualquiera persona puede hacer”, indicó.

“Producen para su consumo y comercialización, en muchas comunidades se les ve robustos, como si no les hiciera efecto la crisis, son el ejemplo más palpable de desarrollo endógeno y un modelo a seguir”, finalizó.

 

 

 

 

 

Loading...