La gasolina afecta el funcionamiento de los vehículos

La gasolina se ha convertido en un toxico para los vehículos. Incluso su olor es bastante desagradable.

Casi de inmediato luego de llenar el tanque, los carros y las motos desfallecen a intervalos terminando por apagarse, algunos una vez que se les estaciona ni siquiera son capaces de volver a encender.

El impacto se siente con mayor fuerza en el caso de los que usan inyectores, forzando a hacerle servicio en forma permanente.

Según el especialista José Toro Hardy, existen razones de peso para que eso suceda:

«El petroleo venezolano es muy pesado, con mucho azufre y residuos metálicos. Para convertirlo en gasolina se requieren plantas de conversión profunda, craqueo catalítico, quelación, oxigenación, MTBE, y muy pocas de las plantas están funcionando».   

“Por ello Venezuela está importando buena parte de esa gasolina y los insumos para tratar el combustible que antes de producía. El panorama se complica cuando Pdvsa de muestras de no tener suficiente dinero y los tanqueros exigen que se les pague anticipadamente. Si no lo hacen se van.”

“A todo lo anterior se suman los recientes huracanes que han afectado las refinerías de Estados Unidos, lo que retrasa el envío de gasolina.”

La situación amenaza con prolongarse sin que se avizore una solución efectiva al problema.

 

Loading...