La Iglesia es conexión espiritual, trascendencia, plenitud y vida eterna; es también pies firmes, brazos fuertes, manos tenaces y fuerza de voluntad. Es mujeres y hombres en constante acción.

La iglesia católica, apostólica y romana tal como la conocemos en el Delta, tiene mucho de Italia y España, y más recientemente de África, en la figura de numerosos religiosos y religiosas provenientes de esas latitudes, que la levantaron desde sus cimientos e hicieron posible la majestuosidad que la caracteriza.

Hubo entre ellos un caso realmente excepcional, el de un hombre proveniente de la que fuera capital cultural de Europa y cuna de prominentes filósofos, científicos y economistas, el austriaco Raimund Schwarzenaver.

Enraizado en nuestro lar, al grado de contraer matrimonio con una dama warao y legar una prole de ocho hijos en común, dedicó los años más productivos de su vida a forjar una bonita familia y a “quebrarse el espinazo” contribuyendo a la consolidación de las obras misionales en donde se le requiriera.

Fue parte de numerosos procesos que necesitaron de un buen mecánico que los echara a andar, preparando motores y máquinas. Siempre leal y consecuente a la batalla de Dios, representó un flanco de confianza que hizo que sacerdotes y monjas durmieran tranquilos, a sabiendas que Raimund resolvería. Y nunca les quedó mal.

Un cáncer cerril, de esos que penetran las vísceras y no ofrecen salida, hincó sus rodillas definitivamente a los 78 años de edad, concediéndole la dicha de ir a saludar en persona a monseñor Argimiro García y al padre Julio Lavandero, sus amigos de siempre.

Con la discreción y rapidez que embarga a los procesos funerarios en tiempos del coronavirus, fue sembrado a 8.031 Km de su natal Tirol en la tierra santa que escogió para servir al Señor.

Desde el pasado 18 de abril, con su acordeón anima las festividades religiosas en el cielo. Y repara motores y máquinas que no fallarán.

Biografía del señor Raimund Schwarzenaver

El señor Raimund Schwarzenaver, fallecido recientemente, nació en Tirol, Austria, el 9 de mayo del año 1942.

Llegó al país en el año 69, dirigiéndose a la isla de Guara, estado Monagas, donde trabajó como agricultor con los sacerdotes benedictinos.

Realizó diferentes trabajos con las congregaciones capuchina, marista, claretiana y consolata, desempeñándose como carpintero, mecánico y herrero.

Desde el año 72 hasta el año 90 recorrió ejerciendo distintos oficios en el Bajo Delta, específicamente en las misiones de Guayo, Nabasanuka I, Araguaimujo, Santa Catalina, y en comunidades como Winikina y Guayaboroina.

Hizo su primera casa en Kuberuna, estuvo con el padre Julio Lavandero en Ajotejana, y trabajó sembrando arroz en varias comunidades de la parroquia Manuel Renaud, municipio Antonio Díaz

El señor Raimund falleció el pasado 18 de abril. Tuvo 8 hijos entre varones y hembras, todos mayores de edad con una vida ya realizada, gracias al esfuerzo que hizo en su vida.

Fue un ejemplo a seguir por sus hijos(as), nietos(as), amigos(as), conocidos(as)…

Siempre es y será recordado con afecto y devoción.

 

 

Loading...