Manuel López, es un deltano de 45 años de edad que deambula las calles de Tucupita vendiendo chupetas y café hecho para sostener a su familia.

López vive junto a su familia en la comunidad de El Torno, un sector que está en el municipio Tucupita, de donde tiene que desembolsar diariamente 2 mil bolivares para pagar el pasaje en el transporte para llegar al centro de la capital deltana.

“Ahorita como está la situación del país, hay que salir a las calles a buscar el sustento de cada día”, señaló el vendedor.

A partir de las 6:00 de la mañana, López sale de su comunidad y toma una unidad autobusera, para llegar al centro y vender sus artículos.
El negocio lo empezó hace seis meses, y desde entonces asegura que todo le ha ido bien.

Vende las chupetas a las afueras de las instituciones educativas privadas de Tucupita. En ocasiones también aprovecha vender café hecho.

“En este momento de crisis uno no puede estar desmayando”, afirmó.
Con las ganancias de sus ventas, les ha podido comprar “poco a poco” los útiles escolares a sus hijos.

Loading...
Compartir