Neil Rodríguez sirve una barquilla en el centro de Tucupita / Tanetanae.com.

Neil Rodríguez es un colombiano que lleva 13 años viviendo en Tucupita. Desde hace tres años se ha dedicando a la venta de helados barquillas en el centro de la ciudad.

Rodríguez tiene 50 años de edad, vive en las cercanías de Las Malvinas, en la carretera nacional de Tucupita, y aunque su familia está en Colombia, él sigue en la capital del estado Delta Amacuro, vendiendo barquillas.

El abordado, todas las mañana se levanta a las 4 am, porque tiene que caminar una hora hasta la comunidad de Delfín Mendoza, para buscar la máquina de hacer barquillas, y así iniciar su jornada  laboral. Él agradece a Venezuela la oportunidad de trabajar.

Neil comienza a vender sus barquillas en las cercanías de la plaza Bolívar de Tucupita desde las 8 am, hasta las 6 pm. Todos saben dónde está él: en la esquina, debajo el semáforo. Es una fija.

En ocasiones se lleva un plato de comida, para lograr extender su esfuerzo hasta las 6 pm.

“A veces traigo mi comida hecha, pero algunas veces no traigo nada, pero igual trabajo”, dijo Rodríguez.

Aunque las ventas de barquillas han bajado, él sigue sin rendirse, porque asegura que “el que se rinde, pierde”.

Neil Rodríguez es un ejemplo de trabajo, constancia. No ha perdido, porque no se ha rendido.

Loading...
Compartir