Gente que no se rinde en crisis: pararse a las cinco de la mañana para preparar una de las más demandadas tortas de Tucupita

María Victoria Rigau, madre de cinco niños, inició junto a su esposo un negocio de venta de tortas en Tucupita, la capital del estado Delta Amacuro.

Rigau emprendió su negocio en un año difícil para la economía de Venezuela. En febrero  del 2018 decidieron dejar otro ramo empresarial para vender tortas. Ella inició el trabajo en un pequeño espacio físico que su papá le cedió en la calle Mariño de Tucupita. Cuando comenzó, lo hizo solo con una torta de apenas 10 kilos.

La joven de 28 años de edad revela que sus padres fueron claves para que su negocio saliera adelante. Al principio se le quemaron al menos cuatro batidoras mientras preparaba los pasteles, pero con un poco más de sacrificio logró cubrir sus gastos y ver las primeras ganancias; ingresos que invirtió en adquirir batidoras, un horno y materiales para repostería.

María se levanta todos los días a las 5 de la mañana para preparar las tortas. La experiencia así lo sugirió, porque en ocasiones los pedidos no salían a tiempo. A las 9 de la mañana su negocio ya está abierto, listo para atender a una exigente clientela que se amarraron al sabor de Rigau.

Nada le ha resultado fácil. Las trabas en la Venezuela actual le ha costado preocupaciones, como el conseguir los ingredientes, por ejemplo. Ella ha tenido que recurrir al comercio informal para tener acceso a los productos, una realidad que le implica un desembolso mayor de dinero.

Pero su negocio ha alzado el vuelo; una condición que le permitió alquilar un local independiente.

“El toque de un Ángel”, así se llama uno de los puntos a donde una gran cantidad de personas asisten para degustar los dulces que prepara María. De este negocio dependen cinco familias, a cada trabajador les paga el sueldo mínimo legal.

María Victoria sueña, y lucha para así lograrlo, con  inaugurar más puntos donde se vendan sus tortas, una especie de franquicia con el sello deltano.

“Nunca se rindan, así se sientan en lo último, que con fe en Dios, podrán seguir luchando por sus sueños”, dijo María Victoria Rigau.

Compartir contenido

Vamos a encontrarnos en Telegram https://t.me/Tanetanaedelta