Gobernadora Lizeta vincula a la disidencia chavista con hechos de corrupción

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, se refirió a las afirmaciones de fraude por parte de los contrincantes políticos del Psuv, quienes, a juicio de la funcionaria, «ya son unos perdedores».

Hernández dijo el miércoles que confía en el sistema electoral venezolano, el mismo que en el año 2015 juramentó al Parlamento de mayoría opositora.

«No puede ser que el CNE sea malo solo cuando ellos pierden», insistió la gobernadora.

La mandataria se refirió una vez más a la disidencia política del Psuv que recientemente abandonó las filas de esta organización, como unos traidores y advirtió que este 6 de diciembre los funcionarios del Plan República, así como «las fuerzas de la revolución», garantizarán la paz en los centros de votación.

Lizeta Hernández respondió a un comentario del periodista de VTV, en el que el comunicador dijo que «algunos movimientos políticos amenazaron con ser agresivos para evitar los votos asistidos».

La gobernadora de Delta Amacuro afirmó que, «los perdedores siempre asumen esta actitud, para justificar su derrota».

La funcionaria vinculó a exfuncionarios de la disidencia a la que se hace referencia, con hechos de corrupción que involucra la adquisición de un auto del gobierno, valorado por 75 mil dólares.  Asomó además que estás presuntas acciones le costaron el cargo a un ministro, sin detallar más al respecto.

«Eso (hechos de corrupción) se sabrá en su momento, por ahora sé que el pueblo deltano sabe que no tiene que votar por corruptos ni delincuentes, y lo hará por personas honestas de la revolución».

Compartir contenido