Gobernadora tomó la casa del artista por los cachos

La primera mandataria decidió actuar, ha ordenado una intervención suave de la casa del artista.

Los problemas internos entre miembros de la directiva han llegado a su punto más álgido.

Las constantes disputas de tono subido en presencia de propios y extraños, dan a entender que la han tomado como parte de un peculio personal, sin entender que se trata de un patrimonio público. Cabe decir que perdieron la perspectiva.

Las interesantes ideas que se formularon en un principio van quedando atrás en medio de un profundo desorden donde abundan ordenes y contraordenes, zancadillas y acusaciones sin fundamento, a la vista de todos.

Tantas críticas que hubo sobre la anterior directiva y una vez que se produjo el cambio las cosas en vez de mejorar parecen haber ido de mal en peor, la sustitución ha sido demasiado traumática.

Suena entre otros el nombre de Tony Tong, como uno de los encargados de elaborar un plan que haga volver las aguas a su cauce.  

Si estuviera en las catacumbas de Tucupita quizá nadie repararía en sus asuntos, pero está en el centro del pueblo, a la vera de la gobernación, en medio de la ciudad.

Es lamentable que haya tanta gente capaz y comprometida entre sus integrantes y no logren ponerse de acuerdo.

Y eso que se trata de la cultura, que quedara para los demás.

 

Loading...