Una toma panorámica de una parte de la calle Dalla Costa de Tucupita / Tanetanae.com.

Varias personas abordadas en Tucupita cuestionaron a los padres que, de alguna manera, son responsables de que sus hijos estén bajo condiciones de mendicidad y al gobierno, por no generar políticas de bienestar general, para que las consecuencias no sean irreversibles.

Aun cuando los padres de los menores de edad los dejan en manos de algún familiar, la coyuntura de Venezuela les impediría mantenerlos, obligándolos así a salir a las calles para pedir comida.

Un ciudadano abordado le aconsejó a eso padres que, a pesar de la distancia y de la situación país, velen por sus hijos que siguen en el país.

De acuerdo con el señor, la crisis lo impide, pero aun así, los representantes deberían asumir más en serio sus responsabilidades, porque desconocen qué consecuencia acarree este abandono.

“Cuidemos más a nuestros niños y niñas para la nueva generación y sean un buen ejemplo, como deltano lo digo”, afirmó.

Una señora les recomendó hacer lo mismo que hacen los hijos de ella, que, aun cuando están en el exterior, y tienen a sus hijos en el Delta, siguen al pendiente de los pequeños. Ellos les envían mensualmente una remesa monetaria.

“Si pueden ayudar a esos muchachos a la distancia, que lo hagan, porque con los sueldos de aquí no podemos”, admitió.

Un adulto mayor, en cambio,  cuestionó al gobierno nacional. A su juicio, es el principal responsable de todos los problemas y sus consecuencias.

“Yo no le daría el consejo a los padres, yo se los daría al gobierno, que es el ente que debe velar por la situación del país”, dijo.

Loading...
Compartir