Aquiles Amares.

Por: Aquiles J. Amares P.

¡Así, en plural!

No se te puede comprender, entender, precisar, interactuar contigo de otra manera.

Te calculo la procedencia, latitud, longitud, altitud de tu abundante prole y siempre caes; fuera del perol.

Me inquietas, me exasperas, pero no te maldigo.

Eres bendición ante el “verano” inclemente; pero no abuses, no te pases.

Siempre te aprovechas de nuestras inoperancias de la temporada pasada para liquidar tus aliadas cómplices;  las fulanas goteras.

Haces más frio estos momentos que no aprovecho  o no me dejas disfrutar y descansar; estoy siempre pendiente de ti cuando la madre lluvia te anuncia

Tus nacientes redondeces (de)venidas en ovalacidades vertiginosas se precipitan a velocidades superiores a la luz, el sonido – proxeneta tuyo –  para caer casi siempre; extra recipiente.

Temporada de lluvias y truenos

Tucupita; reino del agua.

Loading...
Compartir