Falla de origen. Imagen de la manifestación / Cortesía.

Un grupo antimotines de la Guardia Nacional ha impedido una manifestación de calle que se tornaba violenta conforme avanzaban las horas. Varios motorizados habían cerrado la calle a las afueras de la estación de servicio de San Rafael, al norte de Tucupita, el lunes sobre el mediodía.

La manifestación se tornaba tensa conforme avanzaban las horas de espera para los motorizados, el sector vehicular al que prometieron surtirle combustible para el pasado domingo, pero fue pospuesto para este lunes.

Los motorizados cerraron la calle para rechazar que apenas iban a surtirles 3 litros. Tras conversaciones, a la que de urgencia se sumó un equipo antimotines de la GNB, llegaron a un acuerdo.  Sobre las 3 pm pactaron suministrar 7 litros por cada motocicleta.

 

Loading...
Compartir